Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA
European Union, 2023

COP28: Más de 110 países firman el compromiso global de triplicar las renovables hasta los 11 TW


En el marco de la COP28, 116 países han firmado el Compromiso Mundial por las Energías Renovables y la Eficiencia Energética, acordando triplicar la capacidad mundial instalada de generación de energía renovable hasta al menos 11.000 GW y duplicar la tasa media anual mundial de mejora de la eficiencia energética de alrededor del 2% a más del 4% anual hasta 2030.

Este es un gran paso hacia la transición energética, como afirmó el presidente de la COP28, Dr. Sultan Al Jaber, que presentó en la Cumbre Mundial de Acción por el Clima el Acelerador Mundial de Descarbonización (GDA), una serie de iniciativas históricas diseñadas para acelerar la transición energética y reducir drásticamente las emisiones mundiales. El GDA se centra en tres pilares fundamentales: ampliar rápidamente el sistema energético del mañana; descarbonizar el sistema energético actual; y centrarse en el metano y otros gases de efecto invernadero (GEI) distintos del CO2.

Como informaron desde la COP28, se trata de un plan integral para el cambio de todo el sistema, que aborda al mismo tiempo la demanda y el suministro de energía. El GDA ha sido elaborado a partir de las reflexiones de las principales partes interesadas: organizaciones internacionales, gobiernos y responsables políticos, ONG y directivos de todos los sectores industriales.

Asimismo, a través de la Declaración de Intenciones sobre el Hidrógeno de los EAU, 27 países han acordado respaldar una norma de certificación mundial y reconocer los sistemas de certificación existentes, contribuyendo a desbloquear el comercio mundial de hidrógeno bajo en carbono.

Descarbonizar el sistema energético actual

En el marco de la GDA, 50 empresas, que representan más del 40% de la producción mundial de petróleo, han firmado la Carta para la Descarbonización del Petróleo y el Gas (OGDC), comprometiéndose a no emitir metano y a poner fin a la quema rutinaria de gases para 2030, y a realizar operaciones netas cero para 2050 a más tardar. Más de 29 compañías petroleras nacionales (CPN) se han comprometido con la Carta, lo que supone el mayor número de CPN que han suscrito un compromiso de descarbonización. La OGDC es un paso importante para que la industria aumente sus acciones en consonancia con los objetivos del Acuerdo de París.

Los firmantes de la Carta acuerdan centrarse en una serie de acciones clave, entre las que se incluyen:

- Invertir en el sistema energético del futuro, incluidas las energías renovables, los combustibles bajos en carbono y las tecnologías de emisiones negativas.

- Aumentar la transparencia, incluida la mejora de la medición, el seguimiento, la notificación y la verificación independiente de las emisiones de gases de efecto invernadero y su rendimiento y progreso en la reducción de emisiones.

- Aumentar la alineación con las mejores prácticas de la industria en general para acelerar la descarbonización de las operaciones y aspirar a aplicar las mejores prácticas actuales para 2030 con el fin de reducir colectivamente la intensidad de las emisiones.

- Reducir la pobreza energética y proporcionar energía segura y asequible para apoyar el desarrollo de todas las economías.

Además, y al margen del OGDC, el GDA incluye el lanzamiento del Acelerador de la Transición Industrial (ITA), que acelerará la descarbonización en sectores clave que emiten grandes cantidades de carbono y animará a los responsables políticos, expertos técnicos y financiadores a trabajar codo con codo con las industrias para desbloquear inversiones y ampliar rápidamente la aplicación y ejecución de proyectos de reducción de emisiones. Bajo la dirección de la Presidencia de la COP28, la CMNUCC y Bloomberg Philanthropies, la secretaría del ATI estará a cargo de Mission Possible Partnership (MPP).

Metano y otros gases de efecto invernadero distintos del CO2

El tercer pilar del GDA abordará el metano y otros gases de efecto invernadero distintos del CO2 mediante la reducción de las emisiones de metano en toda la economía. Para ello, se movilizarán más de 1.000 millones de dólares para proyectos de reducción del metano, y el 5 de diciembre se dará a conocer información adicional en el Día Temático de la Energía de la COP28.

El GDA también cubre el Compromiso Mundial de Refrigeración, cuyo objetivo es reducir sustancialmente las emisiones mundiales de refrigeración en un 68% para 2050. Estas emisiones representan el 7% del total mundial, una cifra que se espera que se triplique a medida que más países adopten el aire acondicionado. A fecha de hoy, 52 países han firmado el Compromiso.

“El GDA representa un punto de inflexión para abordar diversos retos que hasta la fecha han ralentizado la transición energética. Cada iniciativa está respaldada por marcos de rendición de cuentas permanentes para garantizar que los compromisos asumidos, sean compromisos cumplidos”, declaró Al Jaber. En sus observaciones finales, Al Jaber se mostró optimista al afirmar que “el GDA suma más países y más empresas de más sectores que nunca, todos alineados con nuestra Estrella del Norte de 1,5C”.

La UE promueve la cooperación mundial para la tarificación del carbono

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, organizó en la COP28 para promover el desarrollo de la tarificación del carbono y los mercados de carbono como instrumentos poderosos para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París. Se basa en el llamamiento a la acción para unos mercados de carbono adaptados al Acuerdo de París que la Comisión Europea, España y Francia pusieron en marcha en junio de 2023.

“La tarificación del carbono es el elemento central del Pacto Verde Europeo. En la Unión Europea, si se contamina, hay que pagar un precio por ello. Si se quiere evitar pagar ese precio, hay que innovar e invertir en tecnologías limpias. Y esto funciona. Desde 2005, el RCDE UE ha reducido las emisiones en los sectores cubiertos en más de un 37 % y ha recaudado más de 175 000 millones de euros. Muchos países de todo el mundo adoptan ahora la tarificación del carbono, con 73 instrumentos que abarcan una cuarta parte del total de las emisiones mundiales. Se trata de un buen comienzo, pero debemos ir más lejos y más deprisa. La UE está dispuesta a compartir su dilatada experiencia y a ayudar a otros en esta noble tarea”, declaró von der Leyen.

El presidente del Banco Mundial, Ajay Banga, el director general de la Organización Mundial del Comercio, Ngozi Okonjo-Iweala, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva, participaron en el acto, que marca una nueva fase en la cooperación en materia de tarificación del carbono. Las cuatro organizaciones subrayaron la importancia de la tarificación del carbono para el clima y para una transición justa. El acto incluyó también las intervenciones del presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, y del presidente de Zambia, Hakainde Hichilema, que dieron a conocer la perspectiva de sus países sobre los retos y beneficios de seguir desarrollando la tarificación del carbono y garantizando la elevada integridad de los mercados internacionales de carbono.

El presidente Pedro Sánchez resaltó la necesidad de invertir recursos financieros para transformar los modelos de desarrollo mundial. Además, ha puesto de relieve la importancia de crear entornos propicios a la innovación y la cooperación financieras y tecnológicas, conservando al mismo tiempo los beneficios de la acción climática en términos de creación de empleo y de crecimiento económico.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario