Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA
Archivo Elia Group

Así será Princesa Isabel, la primera isla energética del mundo


Las obras de la primera isla energética del mundo, Princesa Isabel, están a punto de iniciar en el Mar del Norte, específicamente a unos 45 kilómetros de las costas belgas, marcando un hito en la transición hacia energías renovables.

Con una superficie de 6 hectáreas, esta isla se convertirá en el epicentro que concentrará y transformará la electricidad generada por numerosos parques eólicos marinos antes de llevarla a tierra firme. Una iniciativa pionera que podría definir el futuro de las subestaciones eólicas marinas.

Proceso de construcción

La construcción, liderada por el operador belga del sistema de transmisión eléctrica, ELIA, contempla la formación de la isla mediante 23 cajones de hormigón que delimitarán su derecho de paso. Estos cajones se llenarán con arena para albergar diversas infraestructuras energéticas, incluyendo un pequeño puerto y un helipuerto para facilitar el mantenimiento en la isla y los parques eólicos circundantes. Además, se erigirá un muro perimetral resistente para enfrentar las duras condiciones climáticas del Mar del Norte.

Medidas tangibles para mejorar la biodiversidad alrededor de la isla

La sostenibilidad ambiental será una prioridad durante la construcción de Princesa Isabel, que se encuentra cerca de una zona Natura 2000. ELIA implementará medidas específicas para preservar la avifauna y el ecosistema submarino, asegurando una integración armoniosa con la biodiversidad local.

Basándose en las aportaciones de una serie de expertos, la empresa ha desarrollado siete medidas tangibles. Por ejemplo, las repisas unidas a las paredes exteriores contra tormentas proporcionarán un lugar para que la gaviota de patas negras, una especie de ave vulnerable, descanse y se reproduzca.

Debajo de la línea de flotación se combinarán varias medidas para crear un arrecife artificial rico y diverso. Las medidas se seleccionaron en función de su viabilidad técnica y el impacto positivo esperado. A través de esta iniciativa, Elia aspira a convertirse en pionera en la construcción y operación sostenible de infraestructuras marinas. Se implementará un programa de seguimiento científico para dar seguimiento a los resultados de este proyecto único y realizar ajustes si es necesario.

Punto de referencia para futuras iniciativas

Este proyecto no solo es único en su enfoque, sino que también podría ser el primero de muchos en el Mar del Norte. Dinamarca ya ha anunciado planes para otra isla artificial de mayor envergadura. La isla Princesa Isabel no solo será un centro energético sino también un modelo para futuras iniciativas sostenibles en la región.

Además de marcar el inicio de una serie de proyectos, especialmente en el Mar del Norte, otros países, como Dinamarca, ya han anunciado la implementación de un proyecto adicional de isla artificial, con una extensión prevista de 30 a 40 hectáreas.

¿Cuándo estará lista?

Se estima que las obras concluyan en el verano de 2026, mientras que todas las conexiones con parques eólicos y el continente deberían finalizar en 2030. Este proyecto representa un gran avance en la transición hacia energías renovables, marcando un hito crucial en la lucha contra el cambio climático.

El Mar del Norte Belga, con Princesa Isabel como su epicentro energético, contribuirá significativamente a los objetivos de la Unión Europea, con miras a alcanzar los 300 GW de capacidad eólica marina para 2050. ¡La isla energética Princesa Isabel es un paso audaz hacia un futuro más independiente y sostenible!

 

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario