Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA
Freepik

Cartas a los Reyes: Anfac pide acelerar la electrificación en movilidad


En este 2023 España necesitará poner el pie en el acelerador si quiere lograr posicionarse como uno de los países europeos que más impulsa la electromovilidad. Con la decisión del Parlamento Europeo de aprobar la prohibición de la venta de coches con motores de gasolina o diésel en 2035, el país ibérico necesitará empezar a trabajar con un ritmo más alto.

Félix García, director de comunicación de ANFAC, explicó a Review Energy que es necesario acelerar el ritmo de la electrificación en España. “Desde el sector insistimos que si queremos impulsar el vehículo electrificado hay que actuar directamente en las barreras que están frenando su despliegue: precio e infraestructura. Y para ello ya hemos planteado a través de nuestro plan 1+12 a la electrificación propuestas con carácter urgente tanto de reforma fiscal, facilitación de los trámites de instalación para los puntos de recarga y agilización de los planes de ayuda a la compra. No puede ser que la emergencia climática termine en la puerta del ministerio de María Jesús Montero, quién tiene la última palabra en materia fiscal al comandar Hacienda”, dijo.

Según su análisis, a pesar del esfuerzo del sector de poner a disposición del comprador más de 200 variantes de modelos electrificados, dicho mercado sigue teniendo una relevancia menor dentro del total.

“No hay más que ver que no se han cumplido los objetivos de mercado y de desarrollo de infraestructuras de recarga para este 2022. Países de nuestro entorno como Alemania o Portugal, dos ejemplos con rentas per cápita más altas y bajas que España, respectivamente, han demostrado que con una política fiscal que incentive la compra y uso del vehículo electrificado y ayudas directas a la compra, que no sean necesarias tributar posteriormente, han servido para establecer las ventas de electrificados en un 20% del mercado total. En materia de electrificación, Europa se está dividiendo en dos grupos, y España, actualmente, está en el grupo de cola”, sostuvo el director de comunicación de ANFAC.

Para García, si a la situación se le añade la creación de una mesa de trabajo para el impulso de la infraestructura de recarga (GTIRVE), que se ha reunido dos veces y todavía no tiene ninguna medida urgente para acelerar la instalación de los puntos de recarga, la situación es más crítica.

Es más, el mapeo público de los puntos de recarga que debía estar listo para mayo de este año no estará listo hasta la primera mitad de 2023. Un año después, dice ANFAC. “Y sólo será una foto fija de los puntos de recarga. No se sabrá si están ocupados o no, ni el precio del kW. Esto se haría en una segunda fase que no se empezará a desarrollar cuando se termine la primera. Es decir, hasta 2024 no vamos a tener este mapa con los puntos públicos de recarga existentes en España”, resaltó García.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario