Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA

Aprobado mecanismo para rebajar precios de la electricidad en España, ¿en qué consiste la medida?


Finalmente, este viernes fue aprobada oficialmente la “excepción ibérica” (llamada “Iberexit” por algunos) que permitirá que España y Portugal se separen por un año, a partir de la entrada en vigencia de la medida, del mercado eléctrico comunitario para fijar precios en sus facturas de luz más bajos que los que han tenido en los últimos meses, con un promedio de 50 euros/MWh para el precio del gas, en el mercado mayorista de electricidad.

 La disposición fue propuesta en marzo por la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) de España, Teresa Ribera, y el ministro de Medio Ambiente y Acción Climática de Portugal, José Duarte Cordeiro, quienes pidieron a la Comisión Europea -CE- fijara en 40 euros el precio referencia (con un tope de 50 euros/MWh) los precios actuales del gas en el mercado primario de la península ibérica, estos costes representan la mitad de los actuales precios del gas en la región y, con esta medida, la electricidad costará entre 120 y 140 euros/MWh en el mercado secundario de ambos países.

 La propuesta luso-española nació como un instrumento para controlar las turbulencias y volatilidad del mercado eléctrico comunitario, afectado con altos costos en la península por la baja interconexión de España y Portugal con Francia (solo están conectados por los Pirineos) y el resto de Europa, lo que les impide disfrutar de las ventajas del mercado comunitario de electricidad. Con la aprobación, los habitantes de ambas naciones se beneficiarán inmediatamente, especialmente aquellos que están indexados al mercado diario.

 Con el visto bueno de Bruselas, los países ibéricos podrán limitar el precio del megavatio hora en el mercado mayorista. Ambos fueron favorecidos excepcional, temporal y limitadamente por la CE gracias a que “tienen un alto porcentaje de renovables, y eso está muy bien, pero muy poquitas interconexiones, por eso estamos de acuerdo en que haya un tratamiento especial”, explicó la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, en marzo, quien también dijo en su momento que esta medida no implica subvencionar al gas ni altera los incentivos a las energías renovables.

 “La medida también ayudará a contener la escalada de precios y la inflación y, sobre todo, ejercerá de cortafuegos ante la volatilidad de los precios del gas derivada de la guerra en Ucrania. Esta mayor estabilidad facilitará la reforma el PVPC, incorporando referencias de precios de los mercados de futuros”, aclaró Miteco en nota de prensa.

 “A grandes rasgos, la medida emplea una fórmula matemática para limitar el precio del gas consumido por las centrales térmicas que es repercutido en las ofertas que fijan el precio del mercado mayorista de la electricidad, también conocido como pool”, que “beneficiará a todos los consumidores de electricidad, tanto a los que tengan contratos con precios variables, indexados al pool -como el PVPC-, que lo notarán inmediatamente, como a los que tengan contratos con precios fijos, que lo percibirán si los renuevan o los cambian durante el año de vigencia del mecanismo. Únicamente los consumidores con contratos a precios fijos a largo plazo que venzan después del año de aplicación de la medida no se verán afectados por la medida”, se lee en su portal.

 ¿Qué más contempla?

 Miteco explicó que 37 % de los hogares, acogidos al PVPC, experimentarán una reducción inmediata en sus facturas de luz; la rebaja para las industrias se hará según el grado de indexación al pool de sus suministros, mientras los demás consumidores, con contratos de precio fijo, tendrán rebajas ajustadas a las condiciones que hayan pactado previamente con la compañía eléctrica. “Este efecto reductor en cascada también ayudará a contener el IPC, afectado por las tensiones en los costes energéticos.”

 El precio para las centrales térmicas de gas y los ciclos combinados, “repercutirá únicamente sobre los consumidores beneficiados por la medida en cada momento y siempre será menor que el ahorro final proporcionado por ella”. La excepción ibérica es “complementaria con la minoración de gas” (aprobada el pasado septiembre) y “recortará los beneficios extraordinarios que están obteniendo las empresas generadoras de electricidad con la coyuntura actual.”

 “Por otro lado”, dijo el Ministerio, “el mecanismo protegerá al conjunto de la economía de la volatilidad de los mercados internacionales, como un cortafuegos, evitando escaladas de precios.”

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario