Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA
Freepik

Los vacíos renovables que dejó la COP27, según el Global Solar Council


El análisis del Global Solar Council (GSC) tras la COP27 puso en manifiesto algunos puntos débiles frente a las renovables. Para la Asociación, la implementación de una combinación de energía limpia con energía solar, eólica, almacenamiento de energía, hidrógeno verde y otras energías renovables y tecnologías limpias representa una solución inmediata para las crisis energética y climática.

Según esto, la energía solar es el principal activo en el camino global hacia la descarbonización total y, para el despliegue masivo que se requiere en adelante, debe desarrollarse a todas las escalas, junto con el almacenamiento. Es una fuerza tanto para la mitigación como para la adaptación, ya que ayuda a reducir los efectos del cambio climático en las comunidades y la naturaleza.

“Basándose en la versatilidad única de la energía solar, esto es posible hoy. A través de un mayor apoyo institucional para acelerar los permisos y facilitar el acceso a la financiación, la planificación a largo plazo y transparente en cooperación con las industrias de energías renovables, la transición energética puede realizarse más rápido y ser menos costosa. Con una mayor participación de las comunidades locales, las personas pueden empoderarse para impulsar el cambio”, explica el Global Solar Council.

Sin embargo, y a pesar de que todas las actividades, iniciativas y asociaciones de GSC en la COP 27 se centraron en mostrar claras oportunidades inmediatas de la energía solar y otras energías renovables y tecnologías limpias, surgieron preocupaciones en relación con las negociaciones en curso en Sharm el-Sheikh descritas en el último proyecto de texto de las decisiones de portada de la COP 27.

Según el GSC, no se menciona la necesidad de abandonar todos los combustibles fósiles, aparte del carbón. Y afirma que la generación de energía a base de petróleo y gas natural claramente también necesita una eliminación gradual urgente.

Tampoco se menciona el almacenamiento de energía, incluido el hidrógeno verde, que debe ir de la mano con el despliegue de todas las energías renovables para permitir una mayor integración en las redes eléctricas junto con las mejoras de la red.

Por último, el GSC explica que un uso exacerbado de la “transición justa” puede permitir que los grupos de presión de los combustibles fósiles pospongan la transformación de las economías y los empleos, si no va acompañado de una indicación clara del papel de las energías renovables como la única puerta de entrada verdadera a una transición segura, inclusiva y sostenible a un mundo neto cero.

Gianni Chianetta, CEO de GSC, afirmó que “antes de mediados de siglo, ya tenemos un hito crítico en 2030, que se acerca rápidamente. Si en la COP27 perdemos impulso y no somos coherentes con las ambiciones planteadas, no asumiendo más compromisos, lo jugamos todo”.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario