Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA
Foto: Pixabay

En 2021 hubo más empleos en energía limpia que en combustibles fósiles


La Agencia Internacional de la Energía (IEA, por sus siglas en inglés) publicó el primer Informe Mundial sobre Empleo en Energía, un documento que mapeó el empleo en el sector energético por tecnología y segmento de la cadena de valor. El informe reveló que el crecimiento ha sido impulsado por la contratación en sectores de energía limpia, mientras que el sector del petróleo y el gas experimentó algunas de las mayores caídas en el empleo al comienzo de la pandemia y aún no se recupera por completo.

Con el reciente repunte, la IEA afirmó que la energía limpia superó la marca del 50 % en su participación en el empleo energético total, con casi dos tercios de los trabajadores involucrados en la construcción de nuevos proyectos y la fabricación de tecnologías de energía limpia

 

Fuente: IEA

Según el informe, el sector de la energía verá su crecimiento de empleo más rápido en los últimos años en 2022, sin embargo, los altos costos de los insumos y las presiones inflacionarias se suman a los desafíos de contratación y cadena de suministro que ya están presentes en algunas regiones y subsectores como la energía solar, eólica, petróleo y gas. Las respuestas políticas a la pandemia y la invasión rusa de Ucrania, incluida la Ley de Reducción de la Inflación de EE. UU., seguirán aumentando la demanda de nuevas contrataciones y cambiando el statu quo de las cadenas mundiales de suministro de energía.

También afirmó que más de la mitad del empleo energético se encuentra en la región de Asia-Pacífico. Esto refleja la rápida expansión de la infraestructura energética en la región y el acceso a mano de obra de menor costo que ha permitido el surgimiento de centros de fabricación que atienden tanto a los mercados locales como a los de exportación, especialmente para baterías y vehículos eléctricos y solares. Solo China representa el 30% de la fuerza laboral mundial en energía.

En todos los escenarios planteados por el informe de la IEA, el empleo de energía limpia crecerá, compensando la disminución de los empleos de combustibles fósiles. Se crearán 14 millones de nuevos empleos de energía limpia para 2030, mientras que otros 16 millones de trabajadores cambiarán a nuevos roles relacionados con las renovables.

“Los países de todo el mundo están respondiendo a la crisis actual buscando acelerar el crecimiento de las industrias locales de energía limpia. Las regiones que hagan este movimiento verán un gran crecimiento en el empleo. Aprovechar esta oportunidad requiere trabajadores calificados. Los gobiernos, las empresas, los representantes laborales y los educadores deben unirse para desarrollar los programas y las acreditaciones necesarias para cultivar esta fuerza laboral y garantizar que los trabajos creados sean trabajos de calidad que puedan atraer una fuerza laboral diversa”, afirmó el director ejecutivo de la IEA, Fatih Birol.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario