GALERIA

IEA pide por más inversión en las energías renovables para poder alcanzar neto cero en el 2050


A pesar del gran avance reciente de la energía solar y eólica, la Agencia Internacional de la Energía (IEA) deja claro que este progreso de la energía limpia es todavía demasiado lento para poner las emisiones globales en descenso sostenido hacia el cero neto. 

"Los gobiernos tienen que resolver esto en la COP26 dando una señal clara e inequívoca de que se comprometen a ampliar rápidamente las tecnologías limpias y resistentes del futuro. Los beneficios sociales y económicos de acelerar las transiciones energéticas limpias son enormes, y los costes de la inacción son inmensos", explicó Fatih Birol, Director Ejecutivo de la IEA.

IEA comenta que, aunque el despliegue de la energía solar y eólica va viento en popa, el consumo mundial de carbón está creciendo fuertemente este año, empujando las emisiones de dióxido de carbono (CO2) hacia su segundo mayor aumento anual de la historia.  

"Los compromisos climáticos actuales sólo supondrán el 20% de las reducciones de emisiones para 2030 necesarias para poner al mundo en una senda de cero emisiones netas para 2050. Para alcanzar esa senda es necesario que la inversión en proyectos e infraestructuras de energía limpia se triplique con creces en la próxima década", explicó Birol.

IEA señala que las diferencias entre los resultados del Escenario de Compromisos Anunciados y el Escenario de Emisiones Netas Cero para 2050 son notables, lo que pone de manifiesto la necesidad de compromisos más ambiciosos si se quiere que el mundo alcance el nivel neto cero a mediados de siglo. 

"Alcanzar esa senda requiere que la inversión en proyectos e infraestructuras de energía limpia se triplique con creces durante la próxima década. Alrededor del 70% de ese gasto adicional debe producirse en las economías emergentes y en desarrollo, donde la financiación es escasa y el capital sigue siendo hasta siete veces más caro que en las economías avanzadas", añadió Birol

El gasto en transiciones energéticas limpias está muy por debajo de lo que se necesitaría para satisfacer las necesidades futuras de forma sostenible.

"No estamos invirtiendo lo suficiente para satisfacer las necesidades energéticas futuras, y las incertidumbres están preparando el terreno para un período volátil en el futuro. La forma de abordar este desajuste está clara: un gran impulso a la inversión en energías limpias, en todas las tecnologías y en todos los mercados. Pero hay que hacerlo rápidamente", explicó Birol.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario