Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA

ONU-Energía: El plan de las Naciones Unidas para lograr los objetivos globales de energía limpia


La Organización de las Naciones Unidas (ONU) lanzó un Plan de Acción llamado ONU-Energía hacia 2025, auspiciado por una treintena de organizaciones enfocadas en solucionar la triple crisis de energía, alimentos y finanzas que derivó de la guerra en Ucrania. Asimismo, lanzó una Red de Acción del Pacto de Energía para unir a los gobiernos que buscan apoyo para sus objetivos de energía limpia con los gobiernos y empresas que prometieron más de USD600 mil millones para respaldar estos compromisos. 

 

Entre las medidas tomadas por este pacto, anunciaron coaliciones para apoyar el acceso y la transición energética en Nigeria y Chile, en la expansión del uso del hidrógeno verde y el fortalecimiento del papel de las mujeres en la transición energética. Al respecto, el secretario general de la ONU, António Guterres, declaró que “podemos maximizar este momento para impulsar el cambio transformador que nuestro mundo necesita”, para convertir esta triple crisis en una oportunidad y trabajar en la eliminación progresiva del carbón y otros combustibles fósiles en la matriz energética global.

 

La red de ONU-Energía es la “respuesta colectiva a los desafíos energéticos y climáticos globales de hoy” dijo Achim Steiner, administrador de Pnud y copresidente de ONU-Energía. “Como parte de esto, el Pnud está intensificando su trabajo energético para ayudar a los países a lograr una transición energética justa, ayudándolos a avanzar en el Desarrollo Sostenible”.

 

El plan de acción identifica siete áreas de trabajo: Ampliar la acción colectiva para cerrar la brecha de acceso a la energía y garantizar transiciones energéticas justas; catalizar alianzas de múltiples partes interesadas ampliando los Pactos de Energía; aumentar el impulso del ODS 7; hacer más ecológicas las operaciones de las organizaciones de ONU-Energía; convocar un Foro de Acción Global ODS 7 anual; informar el establecimiento de la agenda mundial proporcionando aportes a procesos intergubernamentales clave, y aprovechar el poder de los datos, la digitalización y la visualización para fortalecer el monitoreo y la rendición de cuentas.

 

El Plan reconoce que ONU-Energía debe aprovechar profundamente las capacidades de sus organizaciones miembros y basarse en sus actividades y redes que serán esenciales para hacer operativa la agenda establecida, y que las organizaciones de ONU-Energía necesitarán movilizar acciones transformadoras por un enorme red de diversas partes interesadas a fin de lograr el nivel de impacto requerido en el terreno.

 

Este plan complementará a la Red de Acción del Pacto Energético lanzada por la ONU esta semana y que reúne a casi 200 gobiernos, empresas y socios de la sociedad civil comprometidos con los Pactos Energéticos que aportarán recursos, conocimientos y capital para cumplir los compromisos adquiridos.

 

Por ejemplo, entre sus trabajos más inmediatos está el de apoyar a Nigeria para llevar electricidad a 25 millones de personas para 2023, utilizando sistemas solares domésticos y minirredes, por medio de la electrificación de 5 millones de viviendas, escuelas, hospitales y otros servicios públicos. En Chile, trabajarán en un Pacto Energético de coalición (junto con el gobierno de la Región Metropolitana de Santiago, Enel y la Universidad de Desarrollo en Chile) para aumentar la participación de autobuses eléctricos al 100 % de la flota de la ciudad, expandir la red de estaciones de carga eléctrica y otras acciones para acelerar el cambio al transporte eléctrico para 2030.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario