GALERIA

Un IVA reducido para promover el autoconsumo


Por segundo año consecutivo, en Otovo, hemos aunado fuerzas con la Fundación Renovables para analizar el sistema de incentivos fiscales para instalaciones de autoconsumo vigente en los municipios españoles. Después de dos ediciones de este proyecto, con el que pretendemos acercar esta compleja información a los consumidores, tenemos más claro que nunca el trabajo que aún nos queda por hacer en el sector del autoconsumo solar.

Según hemos concluido en el estudio, actualmente 364 municipios ofrecen bonificaciones sobre el IBI, lo que representa un 48% del total de los 759 municipios estudiados. De estos mismos municipios, 106 ayuntamientos ofrecen bonificaciones únicamente sobre el IBI para sistemas solares de autoconsumo, 171 ofrecen bonificación sólo sobre el ICIO y 258 ofrecen bonificaciones para el autoconsumo tanto sobre el IBI como sobre el ICIO; tan solo 223 municipios no ofrecen ningún tipo de bonificación ni sobre el IBI ni sobre el ICIO.

Indudablemente agradecemos este esfuerzo de las administraciones públicas para ofrecer estas bonificaciones a los consumidores que deciden apostar por el autoconsumo. Sin embargo, en Otovo creemos que hay otras vías a explorar que podrían impulsar esta energía tanto o incluso más que los incentivos fiscales, especialmente en un momento como el actual, en el que las tarifas de la luz se han convertido en un tema de conversación clave.

En línea con esto y, tras el anuncio del Gobierno de la aplicación de un IVA reducido a la factura de la luz hasta finales de 2023, creemos que aplicar una medida similar sobre el impuesto a la instalación sería el impulso que el autoconsumo necesita en España, principalmente para canalizar ayudas o fondos hacia el sector. En nuestra experiencia en 6 países europeos, habiendo estudiado más de 30 esquemas de incentivos, nuestra opinión es clara respecto a las medidas a tomar: la sencillez de acceso, la claridad a la hora de obtener la ayuda y la digitalización del proceso de obtención son tanto o más importantes que el importe de la subvención en sí.

Un medida, sencilla, directa y clara para los ciudadanos sería un IVA reducido del 10%, en instalaciones de autoconsumo. El resto de modelos -como hemos podido observar en diferentes comunidades autónomas-, incrementan la carga administrativa, impiden al ciudadano conocer de forma sencilla si obtendrá una ayuda y favorecen la aparición de agentes que, con la premisa de ayudar en la tramitación de dichas bonificaciones, acaban llevándose una buena parte de ellas. Por citar un ejemplo, la subvención de instalaciones en Andalucía cuyo titular ofrece un 40% de reducción en la instalación, tras trámites, impuestos y recargos, apenas ofrece un 10% de ahorro final al ciudadano medio; el resto se queda por el camino. Por tanto, dicha reducción del IVA sobre la instalación podría ser la clave para llevar esta energía verde al siguiente nivel en España.

La caída de los costes fijos sumada a la discriminación horaria que sitúa las horas de máxima irradiación solar como las más costosas, posiciona el autoconsumo como la alternativa ideal para ahorrar en la factura de la luz. Si queremos fomentar la electrificación de nuestra economía, incentivar el coche eléctrico e impulsar estas fuentes renovables, es fundamental buscar alternativas de generar electricidad de la forma más asequible y limpia posible.

Del mismo modo, instamos a las administraciones a considerar una declaración responsable como mecanismo de aprobación para las instalaciones, lo que conseguiría reducir drásticamente el tiempo necesario para comenzar a producir energía, como ya sucede en otros países europeos en los que operamos. Eso sí, con una supervisión posterior de estas instalaciones para asegurar que los agentes que cumplen con la normativa y requisitos legales sean los que puedan disfrutar de estas facilidades.

Con todo esto, desde Otovo, buscamos tender la mano tanto a la Administración Pública como a los agentes privados del sector para trabajar en una misma dirección y dar valor a un mercado que puede llegar a convertirse en una palanca de crecimiento económico y acelerar la transición hacia una sociedad más sostenible.

Iñigo Amoribieta es CEO de Otovo España

 

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario