Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA
Pexels

La eólica se consolida en 2022 como 1ª tecnología del mix eléctrico en España: AEE


El 2022 ha traído grandes datos al sector de la eólica en España. Review Energy tuvo la ocasión de hablar con la Asociación Empresarial Eólica (AEE) para saber qué lectura hacían del camino recorrido en el año, a lo que valoraron como positivo el balance de 2022, con “lecciones aprendidas importantes” para el futuro.

Así, a pesar de no haber crecido al ritmo de 2,2 GW/año, necesario para cumplir con el objetivo del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC), se han instalado este año 1.200 MW, una cifra superior a la del año pasado. “Nos hemos consolidado como la primera tecnología del mix eléctrico, con una cobertura del 24% de la demanda eléctrica”, señalaron a Review Energy desde la asociación.

Además, 2022 quedará registrado como el año en que se consiguieron importantes hitos. “Este año hemos registrado varios récords de producción, uno de ellos el 21 de noviembre con 416 GWh de producción eólica (64% de la demanda diaria peninsular)”, añadieron.

Aparte de la producción de energía, el sector eólico ha traído noticias positivas en cuanto a otros factores sociales como el empleo. “El sector eólico emplea a más de 32.000 trabajadores (esta cifra se ha incrementado respecto al año anterior), mantenemos el 100% de la cadena de valor con más de 250 centros industriales y con una aportación al PIB del 0,49%”, informaron.

La AEE destacó otro de los logros alcanzados este año: “Seguimos liderando el desarrollo de la tecnología, siendo el 6º país a nivel mundial en patentes eólicas y el 1º en el desarrollo de prototipos de eólica marina flotante”. Estos datos llevan a unas consecuencias buenas que repercuten en la sociedad, pues la eólica ha ahorrado más de 2.000 millones de euros a los ciudadanos en el precio de la luz hasta octubre y más de 25,7 millones de toneladas equivalentes de CO2.

Finalmente, y como contrapunto al balance realizado, durante este año el ritmo existente de tramitación administrativa de los nuevos proyectos eólicos es, a juicio de la AEE, “insuficiente”, y la potencia que se instala no llega a la dimensión que se necesita, con las implicaciones directas que conlleva: “menores ahorros para los consumidores, tensión en nuestras fábricas eólicas, menor seguridad energética, crecimiento en las emisiones, etc”.

“Por lo que estamos viviendo tiempos exigentes agravados por el aumento del coste y plazos de las materias primas y la logística de componentes que afecta a las decisiones futuras de los fabricantes en España”, apuntaron desde la asociación.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario