Newsletter

Quieres recibir nuestras novedades

GALERIA
Asociación Española del Hidrógeno (AeH2)

Ser el centro neurálgico del hidrógeno europeo tiene un valor enorme para España: AeH2


El hidrógeno verde está decidido a convertirse en uno de los motores principales de la economía española en 2023. En este año que acaba de entrar, algunas de las noticias más importantes que se han publicado dentro del sector de las renovables tienen que ver con el papel de España en los proyectos de hidrógeno renovable como, por ejemplo, que el Gobierno destinará una partida de 74 millones de euros para los cuatro proyectos de hidrógeno europeos ubicados en el país.

Ante el panorama presente del hidrógeno y el papel de España en el mismo, Review Energy conversó con Javier Brey, presidente de la Asociación Española del Hidrógeno (AeH2), que habló de los objetivos de España y de los valores añadidos con los que cuenta el país para defender su posición como líder de la producción y exportación del hidrógeno.

Para Brey, España cuenta con los recursos necesarios para autoabastecerse de hidrógeno y ser el distribuidor principal en el norte de Europa. “Nosotros no vamos a necesitar importar hidrógeno pero, evidentemente, convertirnos en el centro neurálgico del hidrógeno europeo tiene un valor enorme para nuestro país”, afirmó.

Y ello, es gracias a las ventajas competitivas con las que cuenta España. Principalmente, Brey señala tres: el enorme recurso renovable de España, su ubicación geográfica y la oportunidad industrial y tecnológica de fabricación de equipos.

En cuanto a la primera, Brey destaca que España cuenta con un recurso renovable (solar, eólica, fotovoltaica, geotérmica…) de una gran calidad y en una gran cantidad. “Esto permite que se pueda producir mucho hidrógeno renovable a un precio muy barato. Vamos a producir en tanta cantidad y a un precio tan competitivo que no sólo vamos a poder autoabastecernos de hidrógeno renovable y sustituir así las importaciones de combustibles fósiles, sino que vamos a poder satisfacer nuestras necesidades de hidrógeno para transporte e industria y vamos a poder exportar hidrógeno al norte de Europa” explicó el presidente de la AeH2 a Review Energy.

Como adelantábamos, España se convertiría así en el exportador europeo de hidrógeno. “Europa, en neto, va a ser una importadora de hidrógeno. Vamos a necesitar importar hidrógeno renovable en Europa, fundamentalmente por el norte. Vamos a poder producir hidrógeno renovable en exceso, con lo cual, España va a ser una exportadora de hidrógeno y Europa en neto lo va a importar. España va a poder exportar hidrógeno al norte de Europa”, remarcó Brey.

Por ello, la ubicación geográfica es un factor clave. Con respecto a este segundo valor, Brey señala que Europa tendrá que importar hidrógeno, y un punto natural de entrada de ese hidrógeno va a ser la Península Ibérica y sus puertos. “Estamos conectados tanto con el norte de África como con América Latina. Es decir, el hidrógeno que se va a producir en estas regiones va a tener su punto natural de entrada en la Península Ibérica. La ubicación de España, por lo tanto, es idónea para convertirnos en un importante punto de concentración de hidrógeno en el futuro”, apuntó Brey.

Asimismo, apuntó a que, evidentemente, siempre será bueno que el hidrógeno que llega a España genere riqueza en el país y se distribuya desde España al norte de Europa. “La AeH2 colabora codo con codo con las asociaciones nacionales y los gobiernos latinoamericanos en ayudarles a desplegar una tecnología de hidrógeno que, a su vez, repercute en beneficio para nuestro país”, contó Brey a Review Energy.

En cuanto al tercer valor, el presidente de la AeH2 destacó que España cuenta con una importante tecnología en sus centros de investigación y universidades. “En España, se desarrolla el 3,8% del I+D en hidrógeno del mundo, cuando nuestra aportación al PIB mundial es del 1,4%. Si lo miramos a nivel europeo, en la Europa de los 27 el 15% del I+D se desarrolla en nuestro país”, destacó.

Además, resaltó el trabajo de las empresas españolas para cubrir toda la cadena de valor del hidrógeno. “Nuestras empresas están siendo capaces de utilizar esa tecnología para fabricar. Tenemos jugadores en toda la cadena de valor del hidrógeno, fabricamos equipos: tenemos socios que trabajan en la producción de hidrógeno, distribución, transporte, uso… Por lo que no sólo vamos a producir hidrógeno, sino que vamos a poder fabricar las plantas que lo van a producir”, analizó Brey.

Precio del hidrógeno y competitividad

Y estos valores, ¿cómo repercuten en el valor del hidrógeno? Brey explica a Review Energy cuáles son los factores que afectan a su precio: el coste de la energía eléctrica, que es la materia prima junto con el agua para producir ese hidrógeno renovable; el coste del electrolizador, es decir, cuánto cuesta comprarlo; y la eficiencia del electrolizado, cuánta energía eléctrica se necesita para producir un kilogramo de hidrógeno.

“Yendo por el primero, las energías eléctricas de origen renovable han disminuido su precio enormemente. Por ejemplo, la energía fotovoltaica ha disminuido su precio entre diez en la última década. Con lo cual, esto hace que la electrólisis renovable para producir hidrógeno sea mucho más operativa. Los electrolizadores son más baratos, están reduciendo su precio año tras año y su eficiencia es cada vez mayor”, desarrolló Javier Brey.

“Si a todo esto le añadimos que los combustibles fósiles han subido su precio en los últimos años, podemos ver que la economía de hidrógeno no sólo tiene sentido desde el punto de vista de la descarbonización, sino que también tiene sentido desde el punto de vista de la seguridad de suministro, e incluso por la competitividad en el precio”, finalizó Brey.

Comentarios

  • Sé el primero en comentar...


Deja tu comentario